Motivación extrínseca

Motivación extrínseca: el impulso que viene de fuera

La Motivación es un aspecto fundamental en nuestra vida, ya que nos impulsa a lograr metas y alcanzar el éxito. Hay dos tipos de motivación: intrínseca y extrínseca. En este artículo nos centraremos en la motivación extrínseca, que es aquella que surge de factores externos a la persona.

¿Qué es la motivación extrínseca?

La motivación extrínseca se refiere a la influencia que tienen los estímulos externos en nuestra conducta y en nuestro deseo de lograr algo. Es decir, nos movemos hacia una meta o realizamos una actividad principalmente por las recompensas o incentivos que obtenemos de ella.

Un ejemplo claro de motivación extrínseca es cuando una persona estudia para obtener una buena calificación o para recibir el reconocimiento de sus padres, profesores o compañeros. En este caso, el estímulo externo (la calificación o el reconocimiento) es lo que impulsa a la persona a estudiar y es lo que le da sentido a su esfuerzo.

Tipos de motivación extrínseca

Dentro de la motivación extrínseca, podemos encontrar diferentes tipos según el tipo de recompensa o incentivo que se obtiene. Algunos de los más comunes son:

Recompensas materiales

Este tipo de motivación extrínseca se refiere a la obtención de bienes materiales como dinero, regalos, premios, entre otros. Por ejemplo, muchas personas trabajan arduamente en sus empleos para ganar un buen salario o para poder adquirir bienes de lujo.

Reconocimiento social

El reconocimiento social es otro tipo de motivación extrínseca muy poderosa. Sentirnos valorados y apreciados por los demás puede ser un gran incentivo para realizar determinadas acciones. Por ejemplo, un deportista puede estar motivado por el reconocimiento de sus seguidores o por ganar títulos y trofeos.

Expectativas de futuro

Muchas veces, la motivación extrínseca se basa en las expectativas de futuro. Por ejemplo, una persona puede estudiar medicina porque espera tener un buen trabajo y una vida económica estable en el futuro. En este caso, el estímulo externo es la perspectiva de un futuro prometedor.

La importancia de la motivación extrínseca

Aunque la Motivación intrínseca, que surge de nuestros intereses y pasiones internas, es considerada como la más valiosa y duradera, la motivación extrínseca también tiene su importancia.

En muchos casos, la motivación extrínseca puede ser el primer paso para despertar el interés intrínseco en una actividad. Por ejemplo, una persona puede empezar a practicar un deporte por el reconocimiento social que obtiene, pero con el tiempo puede desarrollar una verdadera pasión por la actividad en sí misma.

Además, la motivación extrínseca puede ser muy efectiva en situaciones en las que la tarea no es particularmente atractiva o interesante. Por ejemplo, un estudiante puede sentir poca motivación intrínseca por estudiar matemáticas, pero si se le ofrece una recompensa por obtener buenas calificaciones, es probable que se esfuerce más en la asignatura.

El papel de Gemma Albarracín como asesora en motivación extrínseca

Si estás buscando asesoramiento en motivación extrínseca, Gemma Albarracín es una experta en psicología que puede brindarte la ayuda que necesitas. Con su amplia experiencia en el campo de la motivación y el comportamiento humano, Gemma Albarracín puede guiarte en el desarrollo de estrategias efectivas para aumentar tu motivación extrínseca y alcanzar tus metas.

No dudes en contactar a Gemma Albarracín y su gabinete de psicología para obtener el apoyo que necesitas en este importante aspecto de tu vida. Recuerda que la motivación es clave para alcanzar el éxito y Gemma Albarracín puede ayudarte a potenciarla al máximo.

Gemma Albarracín

Gemma Albarracín

Psicóloga General Sanitaria experta en transtornos de personalidad y EMDR. Divulgadora de contenidos en YouTube.

Solicitar una sesión

Deja una respuesta

Soy la psicóloga Gemma Albarracín

Psicóloga y YouTuber. Llevo muchos años trabajando en este campo y me apasiona ayudar a las personas que han pasado por situaciones traumáticas. Gracias a mi experiencia, puedo ofrecerte soluciones a medida que se adapten a tus necesidades individuales.

Mi práctica se basa en la compasión, la comprensión y la empatía. Creo en la creación de un lugar seguro donde las personas puedan recuperarse de sus traumas. Me esfuerzo para que cada cliente se sienta escuchado, respetado y apreciado durante todo el proceso.

Para mí es importante que cada persona sea tratada con dignidad y respeto mientras recibe apoyo a lo largo de su viaje hacia la recuperación. 

Mi objetivo final es ayudarte a encontrar la paz interior y la alegría. Comprendo que el proceso puede ser difícil, pero merece la pena y, en última instancia, conduce a encontrar la fuerza, la paz y la felicidad interior.

Encuéntrame aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! ¿Necesitas ayuda?