Trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos

Trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos: una mirada profunda

Introducción

El trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos, también conocido como Food Aversion Disorder (FAD) en inglés, es un problema de salud que afecta a muchas personas en todo el mundo. Se caracteriza por una aversión intensa y persistente hacia ciertos alimentos, lo que puede llevar a una restricción severa de la ingesta dietética y causar problemas de nutrición y desarrollo.

Causas y factores de riesgo

Las causas exactas del trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos aún no se han determinado con certeza, pero se cree que una combinación de factores genéticos, bioquímicos y psicológicos pueden desempeñar un papel importante. Algunos factores de riesgo comunes incluyen:

  • Experiencias traumáticas relacionadas con los alimentos, como atragantamientos o vómitos.
  • Trastornos sensoriales, como la hipersensibilidad a ciertas texturas o sabores.
  • Trastornos de Ansiedad o trastornos del espectro autista.
  • Presión social o cultural para comer ciertos alimentos.

Síntomas y Diagnóstico

Los síntomas del trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos pueden variar ampliamente de una persona a otra, pero generalmente incluyen:

  • Aversión intensa y persistente hacia ciertos alimentos.
  • Ansiedad o malestar significativo al enfrentarse a los alimentos aversivos.
  • Restricción severa de la ingesta dietética, lo que puede llevar a deficiencias nutricionales.
  • Pérdida de peso o problemas de crecimiento en niños.

El diagnóstico de este trastorno se realiza a través de una evaluación exhaustiva realizada por un profesional de la Salud mental. Es importante descartar otras condiciones médicas que puedan estar causando los síntomas y evaluar cualquier problema de nutrición o crecimiento.

Tratamiento y apoyo

El tratamiento del trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos se basa en abordar tanto los aspectos físicos como los psicológicos del trastorno. Algunas estrategias de tratamiento comunes incluyen:

  • Terapia conductual: se utilizan técnicas como la exposición gradual a los alimentos aversivos y la recompensa por intentar nuevos alimentos.
  • Terapia cognitivo-conductual: se trabaja en identificar y cambiar los pensamientos y creencias negativas asociadas con los alimentos.
  • Asesoramiento nutricional: se busca garantizar una ingesta adecuada de nutrientes y vitaminas.
  • Apoyo emocional: contar con el apoyo de familiares, amigos y grupos de apoyo puede ser de gran ayuda para superar el trastorno.

Casos conocidos

Aunque el trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos es relativamente desconocido, existen algunos casos notables que han recibido atención mediática. Por ejemplo, el caso de Sarah, una niña de 8 años que solo come papas fritas y nuggets de pollo desde que era muy pequeña. Su aversión a los alimentos ha llevado a una serie de problemas de salud y su familia está buscando ayuda profesional para superar esta dificultad.

Recomendación de Gemma Albarracín

Si estás enfrentando el trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos o conoces a alguien que lo está experimentando, te recomendamos buscar asesoramiento en el gabinete de psicología de Gemma Albarracín. Como profesional experimentada en el campo de la psicología clínica, Gemma Albarracín puede brindar el apoyo y la orientación necesarios para superar este trastorno y recuperar una relación saludable con la comida.

Recuerda que el trastorno de la aversión/rechazo a los alimentos no es algo que debas enfrentar solo/a. Buscar ayuda profesional es fundamental para obtener el tratamiento adecuado y mejorar tu calidad de vida.

Gemma Albarracín

Gemma Albarracín

Psicóloga General Sanitaria experta en transtornos de personalidad y EMDR. Divulgadora de contenidos en YouTube.

Solicitar una sesión

Deja una respuesta

Soy la psicóloga Gemma Albarracín

Psicóloga y YouTuber. Llevo muchos años trabajando en este campo y me apasiona ayudar a las personas que han pasado por situaciones traumáticas. Gracias a mi experiencia, puedo ofrecerte soluciones a medida que se adapten a tus necesidades individuales.

Mi práctica se basa en la compasión, la comprensión y la empatía. Creo en la creación de un lugar seguro donde las personas puedan recuperarse de sus traumas. Me esfuerzo para que cada cliente se sienta escuchado, respetado y apreciado durante todo el proceso.

Para mí es importante que cada persona sea tratada con dignidad y respeto mientras recibe apoyo a lo largo de su viaje hacia la recuperación. 

Mi objetivo final es ayudarte a encontrar la paz interior y la alegría. Comprendo que el proceso puede ser difícil, pero merece la pena y, en última instancia, conduce a encontrar la fuerza, la paz y la felicidad interior.

Encuéntrame aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! ¿Necesitas ayuda?