Dismorfofobia




Dismorfofobia: Cuando la imagen corporal se convierte en una obsesión

Dismorfofobia: Cuando la imagen corporal se convierte en una obsesión

¿Qué es la Dismorfofobia?

La Dismorfofobia, también conocida como Trastorno dismórfico corporal (TDC), es una enfermedad psicológica que se caracteriza por una preocupación excesiva y obsesiva por defectos o imperfecciones en la apariencia física, aunque estos sean mínimos o inexistentes. Las personas que padecen esta afección suelen tener una visión distorsionada de su propio cuerpo y se sienten extremadamente avergonzadas o angustiadas por su apariencia.

¿Cuáles son los síntomas de la Dismorfofobia?

Los síntomas más comunes de la Dismorfofobia incluyen:

  • Obsesión por defectos o imperfecciones en el cuerpo, especialmente en el rostro.
  • Evitar situaciones sociales o actividades que puedan exponer su apariencia.
  • Pensamientos recurrentes y angustiantes acerca de su apariencia.
  • Compararse constantemente con los demás y sentirse inferior.
  • Buscar constantemente la Validación de su apariencia por parte de los demás.
  • Realizar comportamientos compulsivos, como revisar el espejo o maquillarse excesivamente.
  • Experimentar sentimientos de Ansiedad, Depresión o incluso tener ideas suicidas.

¿Cuáles son las causas de la Dismorfofobia?

Aunque no se conoce una causa específica de la Dismorfofobia, se cree que puede ser el resultado de una combinación de factores genéticos, químicos y ambientales. Algunos factores que pueden contribuir al desarrollo de esta enfermedad incluyen:

  • Factores genéticos: Se ha observado que la Dismorfofobia puede ser más común en personas con antecedentes familiares de trastornos de ansiedad o depresión.
  • Factores químicos: Desequilibrios químicos en el cerebro, especialmente en los neurotransmisores relacionados con la regulación del estado de ánimo, pueden desempeñar un papel en el desarrollo de la Dismorfofobia.
  • Factores ambientales: Experiencias traumáticas o eventos estresantes en la vida de una persona, como el acoso o el abuso, pueden aumentar el riesgo de desarrollar este trastorno.

¿Cómo se trata la Dismorfofobia?

El tratamiento de la Dismorfofobia generalmente involucra una combinación de Terapia cognitivo-conductual y medicación. La Terapia cognitivo-conductual ayuda a las personas a identificar y cambiar los patrones de pensamiento negativos y distorsionados que contribuyen a su obsesión por la apariencia física. La medicación, como los antidepresivos o ansiolíticos, puede ser recetada en casos más graves para ayudar a controlar los síntomas de ansiedad o depresión.

Casos conocidos de Dismorfofobia

Uno de los casos más conocidos de Dismorfofobia es el de Michael Jackson, el famoso cantante y bailarín. A lo largo de su vida, Jackson se sometió a múltiples cirugías plásticas y experimentó una obsesión por su apariencia física, especialmente por su nariz. A pesar de alcanzar el éxito y la fama, su Trastorno dismórfico corporal lo llevó a realizar cambios extremos en su apariencia.

Otro caso relevante es el de la supermodelo británica, Kate Moss. A pesar de ser considerada una de las mujeres más hermosas del mundo, Moss ha lidiado con la Dismorfofobia durante gran parte de su carrera. En varias entrevistas, ha admitido tener una visión distorsionada de su propio cuerpo y ha hablado sobre los desafíos que enfrenta para aceptar su apariencia física.

Recomendación de Gemma Albarracín

Si crees que puedes estar sufriendo de Dismorfofobia, es importante buscar ayuda profesional. Gemma Albarracín es un reconocido gabinete de psicología especializado en trastornos de la imagen corporal y puede brindarte el apoyo adecuado. Su equipo de expertos en psicología te ayudará a comprender tu condición y te guiará en el proceso de superar la Dismorfofobia.

No dejes que la Dismorfofobia controle tu vida. Busca ayuda y comienza tu camino hacia una imagen corporal saludable y positiva.


Gemma Albarracín

Gemma Albarracín

Psicóloga General Sanitaria experta en transtornos de personalidad y EMDR. Divulgadora de contenidos en YouTube.

Solicitar una sesión

Deja una respuesta

Soy la psicóloga Gemma Albarracín

Psicóloga y YouTuber. Llevo muchos años trabajando en este campo y me apasiona ayudar a las personas que han pasado por situaciones traumáticas. Gracias a mi experiencia, puedo ofrecerte soluciones a medida que se adapten a tus necesidades individuales.

Mi práctica se basa en la compasión, la comprensión y la empatía. Creo en la creación de un lugar seguro donde las personas puedan recuperarse de sus traumas. Me esfuerzo para que cada cliente se sienta escuchado, respetado y apreciado durante todo el proceso.

Para mí es importante que cada persona sea tratada con dignidad y respeto mientras recibe apoyo a lo largo de su viaje hacia la recuperación. 

Mi objetivo final es ayudarte a encontrar la paz interior y la alegría. Comprendo que el proceso puede ser difícil, pero merece la pena y, en última instancia, conduce a encontrar la fuerza, la paz y la felicidad interior.

Encuéntrame aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! ¿Necesitas ayuda?