[nextend_social_login]
[nextend_social_login]
[nextend_social_login]

Psicólogo en Horta-Guinardó especializado en trastorno narcisista de la personalidad

Soy Gemma Albarracín, la psicóloga que puedes contratar cerca de ti en Horta-Guinardó. Realizo consultas online con la mayor privacidad. Puedes consultar conmigo todo cuanto te preocupa. 

Whatsapp de tu Psicólogo en Horta-Guinardó

Psicóloga especializada en el tratamiento de víctimas de abuso narcisista

Con más de 300 casos de abuso narcisista sanados en el último año y miles de personas que encuentran el camino hacia la superación de una relación con una persona con trastorno narcisista de la personalidad, Gemma Albarracín se ha especializado en dar solución a este problema de índole global y es una referencia internacional en su tratamiento. 

Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó
Psicólogo especializado en Abuso Narcisista en Horta-Guinardó

Algunas preguntas y respuestas sobre psicólogos en Horta-Guinardó

El trastorno de la personalidad egocéntrica, antes conocido como narcisista, se caracteriza por una exagerada percepción de la propia importancia, una necesidad desmedida de atención y admiración, y una profunda falta de empatía. Las personas con este trastorno suelen tener una imagen de sí mismas inflada y grandiosa, creyendo que son superiores a los demás y merecedoras de un trato especial. A menudo, manipulan y explotan a las personas de su entorno para satisfacer sus necesidades egocéntricas.

Características principales:

  • Grandiosidad: Se creen superiores a los demás y merecen un trato especial.
  • Necesidad de admiración: Buscan constantemente la atención y la adulación de los demás.
  • Falta de empatía: No comprenden ni les importan los sentimientos de los demás.
  • Sentido del derecho: Creen que tienen derecho a todo lo que quieren y exigen que se les obedezca.
  • Envidia: Envidian a los demás por sus logros o posesiones.
  • Arrogancia: Se comportan de manera arrogante y prepotente.
  • Explotación: Manipulan y explotan a los demás para satisfacer sus necesidades.

Impacto en la vida:

El trastorno de la personalidad egocéntrica puede tener un impacto negativo significativo en la vida de una persona, afectando sus relaciones, trabajo, escuela y finanzas. Las personas con este trastorno suelen tener dificultades para mantener relaciones estables, ya que su egocentrismo y falta de empatía pueden generar conflictos y resentimientos. Además, pueden tener problemas en el trabajo, ya que su arrogancia y falta de colaboración pueden dificultar el trabajo en equipo.

En la escuela, pueden tener dificultades para aprender debido a su necesidad de atención y su dificultad para concentrarse en tareas que no les interesan. En cuanto a las finanzas, pueden tener problemas para administrar su dinero, ya que pueden ser impulsivos y gastar en exceso.

Tratamiento:

El tratamiento del trastorno de la personalidad egocéntrica suele centrarse en la terapia psicodinámica, que ayuda a las personas a comprender sus patrones de pensamiento y comportamiento, y a desarrollar mecanismos de afrontamiento más saludables. En algunos casos, también se pueden utilizar medicamentos para tratar la sintomatología, como la depresión o la ansiedad.

Prevalencia y género:

El trastorno de la personalidad egocéntrica afecta a aproximadamente el 1% de la población general. Es más común en hombres que en mujeres, y suele comenzar en la adolescencia o la adultez temprana.

Diferenciación con la etapa de la adolescencia:

Es importante tener en cuenta que algunos adolescentes pueden mostrar algunos rasgos de egocentrismo, como la grandiosidad o la necesidad de atención. Sin embargo, estos rasgos suelen ser típicos de la edad y no necesariamente indican la presencia de un trastorno de la personalidad. Si te preocupa que tu hijo o hija pueda tener este trastorno, es importante buscar ayuda profesional para obtener un diagnóstico preciso.

Un psicólogo es una persona que ayuda a las personas a sentirse mejor. A veces, las personas pueden tener problemas con sus sentimientos o pensamientos, y un psicólogo les ayuda a entender y superar esos problemas. Pueden hablar con un psicólogo en una oficina privada o en un hospital. Los psicólogos también pueden enseñar a las personas cómo manejar sus sentimientos y pensamientos de manera más saludable.

En su primera sesión, un psicólogo probablemente le hará preguntas para obtener información sobre su situación y problemática. Algunas de las preguntas que pueden hacer incluyen:

  • ¿Por qué se ha acercado a la consulta hoy?
  • ¿Qué problemas o preocupaciones está experimentando en este momento?
  • ¿Cuáles son sus metas para la terapia?
  • ¿Puede describir su historia de salud mental, incluyendo cualquier tratamiento previo y medicación?
  • ¿Puede describir su situación familiar y social actual?
  • ¿Cómo está afectando su problemática en su vida diaria?

Estas preguntas son importantes para el psicólogo para poder entender mejor su situación y ayudarle de la mejor manera posible. Es importante que sea honesto y abierto sobre sus pensamientos y sentimientos durante la sesión, ya que esto ayudará al psicólogo a brindarle un mejor tratamiento.

Hay varios signos y síntomas que pueden indicar que es beneficioso acudir a un psicólogo. Algunos de ellos incluyen:

  • Sentirse triste, ansioso o estresado de manera constante.
  • Tener dificultad para manejar problemas cotidianos.
  • Tener dificultad para relacionarse con los demás.
  • Tener pensamientos negativos recurrentes o automáticos.
  • Tener problemas de autoestima.
  • Tener dificultad para controlar los impulsos.
  • Tener problemas para dormir.
  • Tener dificultad para concentrarse.
  • Tener cambios significativos en el apetito o el peso.
  • Tener problemas para tomar decisiones.
  • Tener pensamientos suicidas o ideación suicida.
  • Tener flashbacks o pesadillas relacionadas con un evento traumático.

Si usted está experimentando alguno de estos síntomas y se siente abrumado o incapaz de manejarlos por sí solo, es posible que sea beneficioso acudir a un psicólogo para obtener ayuda. Sin embargo, es importante recordar que cada persona es única y tiene sus propias necesidades. Es importante que usted se sienta cómodo y confiado con la decisión de acudir a un psicólogo y que sienta que esa es la mejor opción para usted.

Es muy sencillo empezar a ir al psicólogo. Para ello debes pulsar el botón de contacto o acceder mediante este enlace, poner tus datos de contacto o reservar una cita mediante el sistema de citas online. 

Layer 1

Soy Gemma Albarracín

Y he ayudado a miles de personas tanto con mis vídeos como con mis terapias a lidiar con los problemas generados por el abuso narcisista  

¿Quieres ser feliz tú también? Apúntate aquí abajo y emprendamos este nuevo viaje juntos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! ¿Necesitas ayuda?